Publicado: 3 de Abril de 2013 a las 18:41


¿Que es el Certificado de Eficiencia Energética?

El certificado energético para poder vender o alquilar un piso será obligatorio el 1. de Junio 2013, con la llegada de la nueva normativa que obligará a todos los propietarios de viviendas usadas que estén en venta o alquiler a disponer de uncertificado de eficiencia energética.

Este certificado no es más que un documento, una ficha, que describirá lo “eficaz” que es nuestra vivienda en lo relativo al consumo de energía, con las implicaciones que tiene dicho consumo: ahorro de energía es ahorro económico y ahorro de emisiones contaminantes, ya que si nuestra vivienda es eficiente obtendremos el mismo nivel de confort con un menor coste en electricidad, calefacción…

Con este certificado energético cada vivienda tendrá una etiqueta parecida a las que ya incluyen los electrodomésticos, que indica su eficiencia en cuanto al consumo de energía, agua…

Actualmente este tipo de etiqueta se usa desde hace tiempo en las viviendas de nueva construcción, y clasifica cada edificio con un código de color según una escala que va desde la categoría A (la más eficiente) a la categoría G (la menos eficiente). Al tratarse de una escala que ya nos resulta familiar es muy fácil saber si un edificio es mejor o peor que otro en cuanto a su eficiencia energética.

Además, el certificado de eficiencia energética incluirá una serie de recomendaciones para la mejora de la eficiencia, que permitirían aumentar al menos un nivel en la escala (si la calificación original es B / C) o dos (cuando la vivienda cuente con una calificación D / E / F / G).

La novedad de la normativa es que, a diferencia de lo que sucedía hasta ahora (sólo los edificios de nueva construcción debían contar con la certificación energética), todas las viviendas que se vendan o alquilen deberán contar con su propio certificado de eficiencia energética, siendo el responsable de obtener dicho certificado el propietario de la vivienda, edificio o local. Así, serán los propietarios de las viviendas los que puedan solicitar el certificado de forma individual y no necesariamente la comunidad de propietarios.

A esto hay que añadir que, en principio, una vez emitido el certificado de eficiencia energética tendrá un periodo de validez de 10 años, tras los cuales habrá que renovarlo para que refleje las posibles obras de mejora que se hayan hecho en el edificio o vivienda.